Taller para jueces bonaerenses sobre procesos orales

La Corte bonaerense y el Ministerio de Justicia de la Nación llevaron a cabo un taller de capacitación para jueces del fuero Civil de la provincia, en miras a avanzar con procesos orales. Fue en el marco del programa Justicia 2020.

La oralidad en los procesos es uno de los principales lineamientos del programa Justicia 2020, pero, ¿de qué se trata esta expresión? ¿A qué alude que un proceso sea más “oral”? Entre otras cosas, a una menor dependencia del expediente, del papel; a que las audiencias en las que las partes del proceso, del juicio, se encuentren cara a cara con los jueces.

Esta es la esencia del taller que dictaron en conjunto desde la Suprema Corte de Buenos Aires (SCBA) y el Ministerio de Justicia de la Nación con magistrados bonaerenses del fuero Civil. Se trató de una capacitación para comenzar a implementar las primeras pruebas de procesos más “orales” en esta rama de la Justicia.

La presentación de la iniciativa estuvo a cargo de Héctor Chayer, coordinador de Justicia 2020, y fue ante más de sesenta jueces de doce departamentos judiciales bonaerenses. El Plan Piloto permitirá ver si existe efectividad a la hora de implementar esta medida. A partir de agosto próximo, la prueba durará un año.

En esta misma apertura, la vicepresidenta de la SCBA, Hilda Kogan, remarcó la importancia de la oralidad como un medio para que los procesos sean más rápidos, poniendo de manifiesto que el acceso a la Justicia también está determinado por la velocidad del tratamiento de las causas.

Chayer, por su parte, afirmó que “desde Nación vamos a acompañar y apoyar a todas las provincias en la implementación de los procesos por audiencias en los juicios civiles de conocimiento con el marco procesal vigente, sin necesidad de reformas legislativas. Es un proyecto audaz que marcará un antes y un después en la justicia argentina”. Estos procesos a los que refiere el funcionario son los espacios en los que dan a conocer las controversias entre las partes.

El coordinador de Justicia 2020 también remarcó que en diciembre de este año se llevarán a cabo los primeros balances de la experiencia, y en julio de 2017 se elaborará una evaluación final sobre la aplicación de la oralidad en el fuero Civil.

Los jueces deberán participar, en el marco de este plan, en dos audiencias: una preliminar y otra de vista de causa, que es el encuentro en donde se pone en consideración toda la problemática que motivó la causa judicial. Estos son espacios donde el concepto de oralidad se ve fielmente reflejado, ya que las partes exponen sus argumentos frente al magistrado.

Al mismo tiempo, la audiencia de vista de causa será videograbada, tal como se planea hacer con todas las audiencias orales cuando se llegue a la plena implementación de esta herramienta. De este modo, se ahorrará tiempo en pasos como, por ejemplo, la transcripción del debate por parte de los empleados judiciales, que ya no tendrán que encargarse de esa tarea.