Buscan establecer nuevos plazos para las multas ambientales

El Senado bonaerense dio media sanción a una iniciativa que prevé que las multas por cometer infracciones contra el medio ambiente prescriban a los cinco años. En la actualidad ese plazo es de un año.

La Ley 5.965 de Protección a las fuentes de provisión y a los cursos y cuerpos receptores de agua y a la atmósfera, que rige en la provincia de Buenos Aires, brinda una regulación en torno al cuidado del medio ambiente. Pero tiene una falencia: en lo relativo a las sanciones que le imponen a quienes hagan daño al ecosistema no existe un plazo determinado para su prescripción. Por eso se toma de referencia el tiempo de un año, que es el establecido en el Código de Faltas. Esto fue determinado a través de una decisión de la Suprema Corte de Buenos Aires (SCBA).

Para llenar el vacío legal que genera el hecho de que la normativa no diga expresamente el tiempo en el que prescribe una de estas faltas, el Senado bonaerense dio media sanción a un proyecto de ley que, entre otras cosas, establece un plazo de cinco años para que estas la posibilidad de una sanción deje de pesar sobre el infractor.

La iniciativa fue presentada por el senador Andrés De Leo, del bloque de Cambiemos, quien afirmó que “a través de la modificación pretendemos dar respuesta al vacío legal que existe en la actualidad y unificar el plazo de prescripción con otras leyes provinciales que regulan los temas ambientales”.

El artículo 33 de la Ley 8.031, es decir, del Código de Faltas bonaerense, expresa que “la acción se prescribirá a un año de cometida la falta. La pena se prescribirá en el mismo plazo señalado en el párrafo anterior, a contar desde la fecha en que la respectiva sentencia quedó firme o desde el quebrantamiento de la condena, si ésta hubiere empezado a cumplirse”.

Una de las principales motivaciones para impulsar el proyecto es que, por el corto plazo para imponer una multa, la mayoría no se cobra. Esto permite que las empresas o particulares que contaminan queden exentos de la sanción después de, en ocasiones, llevar a cabo acciones muy peligrosas contra el medio ambiente.

Por eso el legislador buscó que el plazo se equipare el previsto en la Ley, también provincial, 11.720 de Generación, manipulación, almacenamiento, transporte, tratamiento y disposición final de residuos especiales.

“Por ello es importante determinar en forma expresa el plazo de prescripción en la ley 5965, y que dicho plazo sea el de cinco años, dejando atrás el criterio actual del Código de Falta, el cual consideramos resulta exiguo”, manifestó De Leo al referirse a la iniciativa cuyo tratamiento continuará en cuanto se reanude el año legislativo en la provincia de Buenos Aires.