Ingenieros solidarios enseñan a reducir el consumo energético

Especialistas en energías renovables se dedican a enseñar cómo fabricar dispositivos solares con un fin solidario. Así, promovieron la colocación de calentadores solares y una cocina ecológica en una escuela agraria de Santiago del Estero.

Argentina es uno de los mejores lugares del mundo para trabajar con recursos solares dada su ubicación geográfica en el mapamundi, según expertos. Colectando Sol (CO), energía social aplicada, es una iniciativa de Leandro Magri y su equipo. Es un ingeniero químico especializado en energías renovables que desde hace tres años decidió emprender con una mirada social. En vez de comercializar los dispositivos, se dedican a capacitar a la ciudadanía en tecnologías solares.

“Elegimos emprender con un foco social para colaborar con proyectos a través de dispositivos producidos durante nuestras capacitaciones”, explicó Magri en su oficina del centro porteño donde mostró la ampliada gama de productos que utilizan la luz solar para generar electricidad.

Hoy en día, el ciudadano tiene un conocimiento relativo de los dispositivos de alternativa energética. Hay desde cargadores de celulares solares, calentadores de agua y termosolares que permiten preparar el agua para el mate aprovechando al sol como fuente.

Magri distinguió entre el aparato solar- térmico, que es un dispositivo que genera agua caliente como el colector solar, y los fotovoltaicos, un panel que genera electricidad a un hogar, por ejemplo.

En las capacitaciones, los especialistas enseñan sobre diferentes temáticas ligadas a los recursos renovables: desde cursos de introducción básica sobre energías renovables, sobre eficiencia energética y sustentabilidad hasta talleres didácticos sobre Solar Social, Solar Fotovoltaico o Solar térmico.

Con un público disímil asistente a los cursos, se puede aprender a generar energía eléctrica en una casa como un vehículo didáctico para luego destinarlo a un fin solidario. En tanto, también se explica cómo funcionan los mecanismos industriales. “Ayudamos a reducir los consumos energéticos al ciudadano y a las empresas”, dijo el especialista.

El uso solidario del sol

A través de un estrecho vínculo con la ONG Ingeniería sin Fronteras (donde Leandro colabora como voluntario), Colectando Sol impulsó la colocación de calentadores solares y una cocina Rocket (ecológica) en una escuela agraria en Colonia Dora, Santiago del Estero. De esta manera, les proporcionaron agua caliente a los chicos de la escuela. Las mismas fueron diseñadas el año pasado en los cursos y destinadas a los alumnos vulnerables de esta provincia del norte argentino.

En la misma provincia, en la localidad El Negrito, se instaló un sistema de bombeo solar así como en la Universidad de La Matanza, en la provincia de Buenos Aires, los asistentes a las capacitaciones fabricaron un cargador solar comunitario que quedó instalado en una pared de la facultad.

Según Magri, fue a modo “de sensibilización social medioambiental con los estudiantes”. Mientras que agregó que en territorio bonaerense el objetivo principal es buscar los lugares necesitados de esta tecnología alternativa como los clubes de barrio, las asociaciones vecinales o las villas de emergencia.

“Nuestra idea es acercarnos e ir conociendo a la comunidad para ver la necesidad real y acompañarlos. La idea es transferir tecnología y que sean partícipes. Generar empoderamiento social y que se pueda replicar la concepción “, resumió el titular de CO.

– ¿Es posible medir el consumo del hogar?

– “Hay aparatos para medir el consumo que son recomendables y lo mostramos en nuestras capacitaciones. Se llaman ‘analizadores de redes’. Pero también hay que prestar atención cuando compramos electrodomésticos y leer el etiquetado que va de la A a la C. Ejemplo: una heladera A gasta mucha menos energía que una D.”

– ¿Qué dispositivo es el que primero usará la ciudadanía?

– “En la energía solar, las dos principales energías son la solar fotovoltaica, un panel que a partir del sol genera electricidad a todo el hogar, y la solar térmica, que genera agua caliente para bañarse, por ejemplo. La tercera es la energía solar pasiva, que la constituyen algunas previsiones que se deben tener en el diseño y construcción de una casa de acuerdo al clima. Es un modo de prever la ganancia térmica y de luz diurna de acuerdo a la infraestructura.”

Recomendaciones a los ciudadanos

Nota a Leandro Magri, director general de Colectando Sol.
Leandro Magri, especialista en energías renovables

En una época donde el ahorro energético se tornó importante, Magri recomienda la “eficiencia energética” a través del cambio de lámparas de bajo consumo por teconología LED, más cara pero más duradera (15 mil horas). Tampoco dejar enchufados dispositivos que tenga modo stand by (televisores, microondas, cargadores de celulares y notebook, routers, tablets, etcétera) porque, explicó, implica “un consumo eléctrico vampírico”.