Pasan al pleno del Senado las leyes de Arrepentido y Flagrancia

La Comisión de Justicia y Asuntos Penales avanzó con las dos iniciativas del Ejecutivo. Una de ellas brinda beneficios a quienes colaboren con información en causas por corrupción y la restante busca agilizar los procesos frente a capturas ‘in fraganti’.

Las iniciativas que plantean la creación de la figura del “Colaborador eficaz”, o Arrepentido, y la que incorpora un proceso más rápido para los delitos cometidos en flagrancia obtuvieron dictamen favorable en la Comisión de Justicia y Asuntos Penales del Senado nacional.

Sus integrantes decidieron esta tarde avanzar en torno a las dos propuestas remitidas por el Poder Ejecutivo, que ya contaban con media sanción de Diputados. El debate sobre el proyecto de Extinción de Dominio para bienes surgidos de actividades ilícitas fue postergado para un encuentro futuro.

Con un acuerdo para modificar algunos aspectos en torno a la Ley del Arrepentido cuando llegue el momento del debate en el pleno de la Cámara alta, los miembros del órgano parlamentario manifestaron que a pesar de los señalamientos debían avanzar con las iniciativas. Algunas de las cuestiones que se discutirán giran en torno a los puntos del proceso en los que el imputado se puede “arrepentir”.

El debate fue saldado de forma rápida, ya que hace pocas semanas se llevó a cabo una jornada de discusión al respecto

El debate fue saldado de forma rápida, ya que hace pocas semanas se llevó a cabo una jornada de discusión al respecto, donde también se trató la iniciativa de Extinción de dominio (permitirá el decomiso de bienes pertenecientes a personas que se dedican a actividades ilícitas). Allí participaron jueces, fiscales, abogados e integrantes en general del mundo del Derecho.

De forma concreta, la normativa propuesta para que los involucrados en casos de corrupción contra la administración pública consiste en brindarles beneficios procesales, como una reducción de la pena, a cambio de información que permita ir tras sus cómplices.

Por su parte, el proyecto de Ley para delitos cometidos en flagrancia modificaría los artículos 353 bis, ter, quáter, quinquies, sexies y septies del Código Penal, donde se contempla el proceso que se debe llevar a cabo cuando la persona es atrapada en el acto.

En líneas generales, las novedades que se incorporan es que las decisiones tomadas en el marco de la causa son “orales”: los planteos de la fiscalía, de la defensa, los recursos y decisiones de Cámara en una eventual apelación, entre otras instancias del proceso. La idea es reducir el tiempo promedio del debate para estos casos, que es de 299 días, a solo 30.