Avanzan dos proyectos que apuntan al crimen organizado

Un plenario de comisiones dio dictamen a las iniciativas que prevén la unificación de fueros en la Justicia Criminal de Instrucción, la realización de juicios unipersonales y el fortalecimiento de tribunales orales.

A la par de otros proyectos que cuentan con media sanción y los que ya fueron convertidos en ley, las iniciativas propuestas por el Poder Ejecutivo para reformar la Justicia y mejorar la lucha contra el crimen organizado y los delitos complejos continúan avanzando: este miércoles, un plenario de las comisiones de Justicia, Legislación Penal y Presupuesto y Hacienda de Diputados dio dictamen a dos de estas propuestas.

Se trata de dos proyectos: uno que prevé la unificación de los fueros de instrucción (donde se investigan delitos que contemplan penas mayores a tres años de prisión) y correccional (para penas menores a ese monto) de la Capital Federal, que a su vez contempla la posibilidad de que los jueces de tribunales orales puedan constituirse en un tribunal unipersonal para resolver casos sin la necesidad del acuerdo de sus colegas; y otro que busca “fortalecer” a los tribunales orales en lo Criminal Federal y en lo Penal Económico de la Ciudad de Buenos Aires.

Ambas propuestas recibieron un dictamen de mayoría, aunque también hubo pronunciamientos por la minoría y una disidencia parcial. De este modo, y en orden a lo que acuerden los legisladores en la próxima reunión de labor parlamentaria, las iniciativas serán discutidas en los próximos encuentros del pleno de la cámara baja.

La Subsecretaría de Política Criminal participó de la elaboración de estas iniciativas y uno de los puntos principales para llevarlas a cabo tiene que ver con reducir los tiempos en los que se llevan a cabo los juicios en materia Penal. Entre otras cosas, los funcionarios y el equipo de trabajo pudieron constatar que algunos procesos tratados por tribunales orales tienen una duración promedio de 299 días. La idea con estas iniciativas y otras que van en la misma línea, como la que apunta contra los delitos “flagrantes”, es bajarlo a 30 días para ciertos casos.

De los 30 tribunales orales en lo Criminal que hay en la Ciudad de Buenos Aires, solo doce están integrados plenamente. Hay 23 de estos órganos judiciales que no tienen a todos sus miembros, por lo que la posibilidad de que sus jueces se constituyan en tribunales unipersonales, es decir, que puedan atender personalmente los casos, bajaría el caudal de trabajo y aceleraría los procesos.

El fortalecimiento de los tribunales orales en lo Criminal Federal establece que siete de estos tribunales pasen a tener asiento en la Capital Federal, que en la actualidad cuenta con seis. De este modo pasaría a tener 13 de estos órganos, y podría descomprimir la gran carga de trabajo, cuyo caudal aumenta año tras año.

Los dos proyectos cuentan con media sanción de la cámara alta, que los discutió a comienzos de agosto pasado. Este jueves desde las comisiones se emitieron los despachos correspondientes para que avance la discusión, y se prevé que para la semana próxima se establezca la fecha en la que ambas propuestas serán debatidas por los diputados.