Avanza el juicio sobre irregularidades con más testigos

Desde abril se sumarán dos días por mes para acelerar el trámite de testimonios de los más de 150 citados para declarar en la causa que tiene a trece imputados por no haber investigado el atentado a la mutual.

El 6 de agosto del 2015 comenzó el juicio oral y público por irregularidades en la investigación del atentado a la AMIA. El Tribunal Oral Federal 2, a cargo de los jueces Jorge Gorini, Néstor Costabel y Karina Perilli, deberá probar qué responsabilidades le caben a cada uno de los 13 acusados en el encubrimiento del atentado.

Las audiencias se desarrollan todos los jueves desde las 10 en la sala AMIA de los Tribunales Federales de Comodoro Py y, a partir de abril, se agregarán dos lunes por mes.

El proceso está en la etapa de declaraciones testimoniales de más de 150 testigos, de los que ya pasaron unos diez, entre los que se encuentran familiares de las víctimas y ex policías bonaerenses. En general, todos ellos calificaron como “irregular” el accionar del entonces juez de la causa, Juan José Galeano, y del personal a cargo de la investigación, como el ocultamiento de legajos, el maltrato hacia algunos familiares y amenazas a ex policías para obtener declaraciones falsas.amia_explosion

La causa

Comenzó en el año 2000 cuando Claudio Lifschitz, uno de los prosecretarios del juzgado federal 9 en el que recaló la investigación del atentado, denunció que el ex juez Galeano y el gobierno de Carlos Menem habrían acordado “plantar” la pista que dirigía hacia los policías bonaerenses como autores del atentado.

Sumado a esto, en el año 2004, el juicio por el atentado, que tenía a los policías bonaerenses como acusados, fue declarado nulo por el TOF 3, que ordenó investigar el encubrimiento y la participación de muchos funcionarios, entre los cuales se encuentran quienes hoy ocupan el banquillo de los acusados.

Tras varios años de investigación, y el paso de la causa por jueces, en 2012 Ariel Lijo la elevó a juicio oral. El magistrado aseguró que Carlos Menem, a través de su hermano Munir, habría acorddado con el ex juez Galeano omitir la investigación de la pista que llevaba a un hombre cercano a la familia presidencial: el ciudadano argentino de origen sirio-libanés Alberto Kanoore Edul. A su vez, se investiga la orden, participación o complicidad de varios de los funcionarios en el pago de 400.000 dólares a Carlos Telleldín con fondos reservados de la SIDE para que cambiara su declaración.amia_causa

Los acusados

En el banquillo están el ex presidente, Carlos Menem; Hugo Anzorreguy, ex titular de la SIDE; Patricio Finnen y juan Anchezar, ex agentes de la SIDE; los ex comisarios Jorge “Fino” Palacios y Carlos Castañeda; el ex presidente de la DAIA, Rubén Beraja; el juez instructor de la causa, Juan José Galeano y los ex fiscales Eamon Mullen y José Barbaccia; el último poseedor conocido de la Trafic que habría explotado en la AMIA, Carlos Telleldín, su ex esposa Ana Boragni y quien fue su abogado, Víctor Stinfale.

Las querellas

Este juicio tiene seis cabezas de querella entre las que se encuentran tres organizaciones de familiares de las víctimas: Memoria Activa, 18J y A.P.E.M.I.A; la querella unificada de la dirigencia comunitaria judía AMIA y DAIA; los ex policías de la Bonaerense que habían sido juzgados como partícipes de la conexión local del atentado; el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos a través de la Secretaría de Investigación AMIA.