Unos 25 nuevos proyectos pedagógicos, elaborados por universidades de todo el país, serán puestos en marcha a partir de los recursos que destinó el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y entregó a través de un concurso. Cada uno fue diseñado para brindar respuesta a las vacancias que se diagnosticaron mediante un relevamiento oficial.

En un contexto de búsqueda de mejoras en los procesos de Justicia, así como su acceso universal, se torna necesario perfeccionar también la formación de los futuros profesionales que se desempeñarán de diversas maneras en el ámbito del Derecho, una de las disciplinas con más tradición en Argentina y casi nula modernización académica.

Stephanie Bridger
Foto: Stephanie Bridger
Martín Böhmer, director de RECASO

En este sentido, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación implementa un plan orientado a estimular la capacitación en las áreas de la abogacía que no están exploradas en el presente y modernizar con ello las carreras universitarias.

De esto se trata el Programa de Formación en Áreas de Vacancia de la Abogacía de la Dirección Nacional de Relaciones con la Comunidad Académica y la Sociedad Civil (RECASO), que presentó esta mañana los nuevos proyectos pedagógicos seleccionados en el marco de una convocatoria, que busca generar materiales didácticos para las áreas insuficientemente desarrolladas en la formación de los operadores jurídicos.

La presentación se llevó a cabo en la Sindicatura General de la Nación y contó con la presencia de los actores que trabajaron en conjunto en el Programa, tanto del Ministerio como de la cartera de Educación y la CONEAU.

Al inicio, el titular de la cartera, Germán Garavano, se dirigió a través de un video a los futuros abogados que tendrán acceso a los nuevos cursos: “Ustedes son nuestra apuesta al futuro. Nuestro país necesita abogados y un sistema de justicia que se nutra de personas comprometidas con brindar un servicio y dar respuestas a las demandas de esta sociedad que cada vez son más intensas y complejas”.

Por su parte, Martín Böhmer, a cargo del RECASO, celebró, por un lado, “un año y medio de trabajo con un objetivo muy concreto que hoy cumplimos” y mostró los datos relevados por el equipo de la Dirección que dan cuenta de la gran cantidad de áreas de enseñanza del Derecho que se encuentran relegadas, como es el caso de la investigación jurídica, que en el CONICET corresponde tan sólo a un 4,3 por ciento del total.

Stephanie Bridger
Vacancia en Carreras de Derecho
Mauricio Devoto, secretario de Planificación Estratégica

También se dan vacancias en las áreas de gestión de conflictos, negociación y mediación, prueba, destrezas para el litigio, ética profesional, práctica profesional, razonamiento y decisión judicial, gestión judicial y contenidos transversales.

A estas categorías corresponden los veinticinco cursos seleccionados de un total de 95 postulaciones, provenientes de cincuenta universidades públicas, cuarenta y cinco privadas y una extranjera, además de las postulaciones de organizaciones de la sociedad civil. Todos fueron evaluados por un comité asesor integrado por académicos con experiencia en docencia, quienes seleccionaron a los ganadores de 180 mil pesos para el desarrollo de esos planes pedagógicos.

Los materiales elegidos, anunció Bröhmer, pueden adquirirse de manera gratuita a través de la página web de Publicaciones de la Dirección Nacional del Sistema Argentino de Información Jurídica. Y anticipó que para mayo de 2018 prevén la publicación de la segunda tanda de proyectos seleccionados en las mismas temáticas.

El jefe de Gabinete del Ministerio, Martín Casares, también estuvo presente y habló de la importancia del acompañamiento de la comunidad académica a las políticas públicas para lograr “un verdadero cambio cultural”, que conlleva la reforma judicial, “que tiene a la persona como centro para brindarle un mayor y mejor acceso a la Justicia”.

Seguidamente, disertó Mónica Marquina, directora ejecutiva del Programa de Calidad Universitaria del Ministerio de Educación, quien resaltó el trabajo interministerial y lo logrado desde el Estado hacia las universidades para “solucionar desde el campo académico muchos problemas nacionales”. En el mismo sentido, lo hizo el presidente de la CONEAU, Néstor Pan, en referencia a la multiplicidad de actores intervinientes para dar impulso al proceso de evaluación y acreditación de las carreras de abogacía que llevará a cabo la Comisión.

El cierre de la mesa de oradores estuvo a cargo de Mauricio Devoto, secretario de Planificación Estratégica, quien describió los ejes centrales de la política ministerial en la que se enmarca el Programa de Formación, con el fin último de generar una sociedad más justa y pacífica.