El Ministerio potencia el trabajo de Los Espartanos en cárceles

El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos firmó un convenio para extender la labor deportiva de la entidad en centros de reclusión de todo el país. La propuesta aspira contribuir a la readaptación y reinserción social de las personas privadas de su libertad a través del rugby.

Con el objetivo de profundizar las actividades deportivas de la Fundación Los Espartanos dentro de las unidades penitenciarias de todo el país, el secretario de Justicia, Santiago Otamendi, y el presidente de la ONG, Eduardo Jorge Oderigo, firmaron un convenio marco de colaboración.

Espartanos, que inicio en 2009 como proyecto deportivo de resocialización y acompañamiento, por medio de la actividad física, el crecimiento espiritual y el desarrollo de oficios a través del deporte desde los principios y valores del rugby, evidenció importantes disminuciones en los índices de reincidencia.

En el acto, Otamendi remarcó la necesidad de desarrollar “proyectos de integración, socialización y acompañamiento que favorezcan las mejores condiciones de detención de los internos, así como transmitir principios y valores que se conviertan en instrumentos para su efectiva inclusión social”.

Desde 2016 “hemos tenido muy buenos resultados a través de la práctica del rugby, apoyando e impulsando las actividades de Los Espartanos, y tenemos la convicción de apoyar iniciativas que nos conduzcan hacia el mismo objetivo”, sostuvo Otamendi.

En esa línea, el secretario recordó que es obligación del Ministerio “llevar adelante políticas y programas de promoción y fortalecimiento de los derechos humanos y para la prevención del delito, y creo que con la práctica del rugby en la cárceles se está avanzando en el cumplimiento de ambos objetivos con un alcance federal”.

El funcionario destacó el trabajo en conjunto “con jugadores voluntarios de Los Espartanos” y remarcó que “en las unidades penitenciarias provinciales y federales del país, ellos tuvieron un recibimiento muy positivo, tanto por parte de las personas privadas de la libertad, como del personal penitenciario y de la sociedad civil” y remarcó que “muchas de las actividades se realizan en conjunto con la Unión Argentina de Rugby” (UAR).