Aceptación al plan piloto de procesos orales en Buenos Aires

Con la participación del secretario de Justicia, Santiago Otamendi, se celebró una reunión de trabajo de Justicia 2020 para evaluar los primeros resultados de la iniciativa que promueve los juicios orales en la justicia civil de la provincia de Buenos Aires.

La reunión, que se llevó a cabo en el Centro Cultural Kirchner, fue liderada por el coordinador operativo de ese programa del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Héctor Chayer, y contó con la participación de la vicepresidente de la Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires, Hilda Kogan.

También participaron varios de los jueces que están llevando adelante el plan piloto impulsado por el Ministerio en los juzgados bonaerenses.

La realización de audiencias preliminares orales y videograbadas es una iniciativa que se comenzó a implementar a partir de agosto en 56 juzgados de 15 departamentos judiciales de la provincia de Buenos Aires. La reunión de trabajo tuvo el objetivo de analizar los primeros resultados del proyecto, obtenidos por medio de encuestas de satisfacción que los juzgados realizaron a abogados y usuarios luego de las audiencias.

En los meses de agosto y septiembre se realizaron 351 audiencias preliminares, y tanto los abogados como los demandantes y demandados que participaron en el plan evaluaron la experiencia como muy positiva.

De los 69 usuarios encuestados, todos consideraron que los trataron bien o muy bien, y el 94 por ciento declaró haber comprendido bien lo que le explicaron durante la audiencia. El 88 por ciento consideró que había sido escuchado por el tribunal, y el 86 por ciento evaluó como satisfactoria la duración del proceso.

En el caso de los abogados, un 99 por ciento consideró que lo habían tratado bien o muy bien en la audiencia, el 96 por ciento estuvo conforme con el plazo de resolución del proceso, y el 93 por ciento se mostró satisfecho con los intentos conciliatorios del tribunal. Las conciliaciones en las audiencias preliminares ya superaron el 20 por ciento, el objetivo fijado por los jueces.

“Celebro el espacio e intercambio de experiencias con quienes han llevado adelante la experiencia,” destacó Otamendi. También valoró el avance hacia una justicia civil más cercana a la gente mediante la implementación de nuevos mecanismos procesales: “La oralidad agiliza y humaniza los procesos”.

Kogan agradeció a los jueces por su buena predisposición al comprometerse a participar de la experiencia: “Si bien desde la Corte nos preocupamos por tener procesos modernos, esto sirve de poco sin el capital humano”.