Ser “amigos” de Facebook no invalida ser testigo en un juicio

Un fallo de la justicia cordobesa decidió no impugnar la declaración de un testigo que había sido impugnada por ser “amigo” del demandado en esa red social. Para los jueces, no debe interpretarse una amistad en Facebook como “íntima”.

“La amistad en una red social no tiene igual calibre ni sustancia que una relación de amistad no virtual, de modo que la sola inclusión en la nómina digital de amigo no constituye amistad íntima, ni justifica por sí misma la impugnación del testimonio o su sospecha si no se cuenta con algún dato objetivo que permita presumirla”, sostuvieron los jueces de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Novena Nominación de la provincia de Córdoba, Jorge Arrambide, Verónica Martínez y María Puga.

Fue en una causa por un accidente de tránsito en los que una de las partes reclamaba por daños y perjuicios una indemnización de 20 mil pesos. El debate en el expediente entre las partes intervinientes giró en torno a quien había sido el responsable del choque.

Ambos declararon que tenían habilitado el semáforo para cruzar. El denunciante iba por calle Urquiza en dirección sur-norte, y el demandado lo hacía por la calle Argensola en dirección oeste-este. En la resolución cuestionada se planteó el problema de establecer quién cruzó con la habilitación de la luz verde.

En primera instancia, declararon varios testigos pero uno en particular zanjó la discusión sobre la responsabilidad en el accidente. Una de las partes cuestionó “la valoración de los testimonios” que realizó el tribunal: argumentó que uno de los testigos era amigo en Facebook del demandado y también de su padre.

Valoración de prueba

En la jurisprudencia citada por los jueces se expresa que para el caso de la prueba testimonial, “cuando se trata de dar por probado un hecho solo mediante prueba de testigos, las declaraciones deben ser categóricas, amplias, sinceras, con razón de los dichos y no deben dejar duda. De allí que no puede otorgarse carácter definitorio a esa única prueba si no reúne estas condiciones”.

En ese sentido, los magistrados coincidieron con el juzgado de primera instancia, y se inclinaron por validar una testimonial por un motivo muy particular pese al intento de nulidad de parte de los abogados de una de las partes. La amistad en la red social Facebook del demandado y un testigo fue válida para los magistrados de la cámara.

El voto del juez Arrambide, compartido por sus pares, rechazó el recurso de apelación de Jorge Daniel Sequeira y Matías Joaquín Sequeira. Así, el camarista expresó en su sentencia que “la sola inclusión en la nómina digital de amigo no constituye amistad íntima, ni justifica por sí misma la impugnación del testimonio o su sospecha si no contamos con algún dato objetivo que permita presumirla”.

Según el camarista, descartar el testimonio de una persona sólo por la vinculación en Facebook “implicaría desconocer la incidencia y la magnitud que tienen Internet y las redes sociales en la actualidad en todo el mundo”, más cuando no se advierten “elementos adicionales para aponer en duda sus declaraciones”.

Antecedentes

En el fuero laboral se dieron algunas situaciones similares con Facebook. La Sala VII de la Cámara del Trabajo indicó que “no debía interpretarse una amistad en Facebook como íntima”. En el fallo “Castro”, destacaron el hecho de que algunos testigos compartan páginas de FB no implicaba “que sean amigos íntimos del mismo”.

Y en el fallo “Martínez”, los camaristas expresaron que “la calidad de amigo intimó al que alude el Código Procesal Civil y Comercial de la Nación no resulta compatible con la de un ‘amigo’ de una red social”.