Una ampliación de indagatoria en la etapa final de la causa

El juicio por el encubrimiento del atentado a la AMIA entró en su etapa final y el Tribunal Oral Federal 2 recibió la ampliación de la declaración indagatoria de quién fue el juez de la causa, Juan José Galeano.

La audiencia duró todo el día y el imputado anticipó de entrada que su relato se extendería varias jornadas. Así, leyendo de una carpeta llena de papeles que trajo consigo y ayudándose también de placas que se mostraron por pantalla, en general, con recortes de diarios de la época, el ya destituido juez defendió su trabajo al frente de la investigación.
Para ello, Repasó día por día lo ocurrido desde la voladura de la tila judía el 18 de julio de 1994, intentando demostrar que su acusación a policías bonaerenses por su participación en el ataque, estaba fundamentada.
Uno de los momentos más fuertes de su exposición se dio cuando criticó con dureza a los jueces del Tribunal Oral Federal 3, quienes tras el juicio que duró entre 2001 y 2004, absolvieron a los imputados, agentes de la Policia de la provincia de Buenos Aires y ordenaron investigar las maniobras encubridoras que fueron surgiendo durante el juicio.
“Fueron unos cobardes y especuladores”, exclamó y consideró a la sentencia como “un armado arquitectónico para destruir mi investigación”.
Por otro lado, reconoció que drurante la instrucción de la causa se dieron problemas en la coordinación y confianza entre las fuerzas que investigaban el caso, como los servicio de Inteligencia y la Policia Federal, y que eso alentaba los avances.
En otro momento, desmintió lo declarado por el ex espía Horacio Stiuso en este juicio, y advirtió que “Stiuso siempre hizo lo que quiso”,  que encubrió a la policia bonaerense de la que se servía para investigar y que, además, “se presentó acá (en el juicio) a atribuirse cosas que hice yo”.
Finalmente, habló sobre las vueltas que dio Carlos Telleldín, último tenedor conocido de la camioneta-bomba, para contar a quién le había vendido la camioneta. “Telleldin negociaba una declaración y dinero con el Poder Ejecutivo a través de la camarista Riva Aramayo”, sostuvo intentando correrse del origen de ese  acuerdo que finalmente terminó haciendo efectivo él con la entrega de 400.000 dólares de fondos reservados de la SIDE.
“No negocié testimonios Con nadie. Telleldin siempre hizo lo que quiso. Es falso que arreglé con él su declaración y lo voy a demostrar en la próxima audiencia”, concluyó.
El juicio continuará este lunes a las 10.30.