El Servicio Penitenciario Federal dispondrá de una tarjeta de visita única para esa unidad penitenciaria. El sistema se extenderá luego a otras cárceles. La nueva herramienta fue creada por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación puso en funcionamiento el Sistema Único de Visitas (SUV) que permite agilizar los tiempos de ingreso a los penales mediante la tramitación de una tarjeta de visita única. El sistema se instrumenta en el Complejo Penitenciario Federal I de Ezeiza y luego se prevé extender al resto de las unidades federales.

La tarjeta de visita posee la huella digital del visitante, su nombre completo y número de documento, lo que permite obtener la información de la persona en tiempo real, los detenidos que visita y todo su historial.

La nueva herramienta fue diseñada por el Programa de Gestión de Calidad que dirige Sandra Dosch. El objetivo es mejorar el proceso de ingreso de visitas y fomentar que las personas privadas de su libertad fortalezcan sus vínculos familiares y sociales.

Otra novedad es que instrumentaron listados estandarizados de los elementos permitidos en el ingreso para reducir las demoras y se aplicó un sistema de toma de huellas digitales a través de cuatro scanner.

Para la implementación del SUV se elaboró un protocolo de actuación, un instructivo estandarizado y se capacitó a los agentes penitenciarios para poder realizar seguimientos periódicos en todas las cárceles federales.

Capacitación al personal

A fines de noviembre se presentó el primer relevamiento sobre el funcionamiento del sistema, que midió la percepción de los usuarios, los tiempos de espera en el ingreso y las acciones correctivas y oportunidades de mejora, y el balance fue muy positivo.

El ministro Germán Garavano impulsó la inclusión de Gestión de Calidad como materia obligatoria en la currícula de la Escuela Penitenciaria para todo el personal en funciones y los nuevos ingresantes. A raíz de esta iniciativa ya fueron capacitadas 600 personas entre directores, alcaldes mayores, oficiales, suboficiales, celadores, personal de requisa y de visitas, profesionales y  egresados.

En el Complejo Federal I de Ezeiza se utilizan también equipos electrónicos de detección de trazas no invasivas, destinados al hallazgo de explosivos, metales y estupefacientes. Para el registro y control de las pertenencias se realiza mediante un scanner que detecta objetos metálicos, orgánicos y minerales, diferenciándolos a través de colores indicativos.

Para el registro de las personas se utiliza un scanner y un equipo de inspección por rayos X, desarrollado para el registro de personas de pies a cabeza, en áreas especialmente sensibles y paletas detectoras de metales a tránsito.