Charla con aspirantes a adopción para despejar las dudas

La aspiración por ser padres tiene varios condimentos emocionales y distintivos. Una primera charla informativa es necesaria para sacar miedos, consultas y todas las dudas. ¿De qué se trata?

La sede del Registro de la Propiedad Inmueble de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires fue el lugar para el desarrollo de la última charla del año con personas interesadas en adoptar organizada por la Dirección Nacional del Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (DNRUA). Asistieron alrededor de 45 personas entre parejas y monoparentales y pudieron hacer todo tipo de consultas sobre el proceso de adopción, los requisitos así como el funcionamiento del sistema.

El registro nacional fue creado por la Ley 25.854 y es una red federal donde las personas que deseen adoptar un niño o adolescente pueden anotarse con la garantía de poseer una inscripción única con validez en las 23 provincias argentinas y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En la elección, siempre se respetará el lugar de origen del niño y adolescente en condiciones de ser adoptado y sus vínculos afectivos.

Charla informativa sobre adopción de DNRUA, a cargo de Graciela Fescina (directora de DNRUA) y Juan José JEannote (asesor de DNRUA).
Graciela Fescina (directora de DNRUA) y Juan José Jeannot (asesor de DNRUA).

¿Quiénes pueden ser adoptantes? Los matrimonios, uniones convivenciales y una sola persona con cinco años de residencia (excepto los argentinos), edad mínima de 25 años y con una diferencia de 16 años con el adoptado. ¿Quiénes están en condiciones de ser adoptados? Niños y adolescentes sin filiación establecida o padres fallecidos y sin familia de origen; padres que deciden que el niño sea adoptado; y cuando se agotan las estrategias para que vuelva con su familia de origen.

Conforme el artículo 595 del Código Civil y Comercial, se debe priorizar el “interés superior del niño, el respeto por el derecho a su identidad y el agotamiento de las posibilidades de permanencia en la familia de origen o ampliada Así como expresa que “la preservación de los vínculos fraternos, priorizándose la adopción de grupos de hermanos en la misma familia adoptiva; el derecho a conocer los orígenes y el derecho del niño, niña o adolescente a ser oído (..)”.

Según las estadísticas de la DNRUA, el 91 por ciento de las postulaciones aceptaría bebés de hasta 1 año, el 32,5 niños de hasta 6 años, el 12 %, chicos hasta 8 años, y el 0,6 por ciento hasta los 12 años. En ese marco, hay 5636 postulantes inscriptos. La realidad es que resulta muy complejo encontrar familias para niños y adolescentes de más de 6 años, que tengan discapacidad o para grupos de hermanos.

Consultas y dudas de los asistentes Charla sobre Adopción de DNRUA

Con timidez y muchas dudas, de a poco algunas personas fueron haciendo preguntas que giraban en torno al “lapso de espera o demora en concretar la adopción”. Desde la DNRUA, destacaron que no hay un plazo estipulado para el otorgamiento de una guarda con fines adoptivos (período de seis meses previo al otorgamiento de la adopción) ya que se tiene como prioridad al niño o adolescente. “Es nuestra obligación escuchar a los niños, y más si tiene edad de expresarse y respetar su centro de vida y su origen”, destacó Graciela Fescina, directora del registro nacional.

En tanto, agregaron desde la DNRUA, que el proceso va ligado a la decisión de los jueces. “Los plazos de vinculación con la familia de origen tienen un límite de tiempo. Se hace lugar al deseo de los adultos a adoptar, pero el derecho es del niño o adolescente a tener una familia”, explicó el asesor de la DNRUA, el psicólogo Juan José Jeannot.

La mayoría de las consultas hizo referencia al tiempo de espera de la pareja en condiciones de adoptar, pero también sobre la edad de ellos y los requisitos de inscripción según el distrito de residencia. Según marcaron desde el organismo, los postulantes que estarían dispuestos a adoptar grupos de hermanos son el 62 por ciento y de ese porcentaje la mayoría aceptaría hasta dos niños. En tanto, el 35 por ciento no aceptaría hermanos y es menor aún la proporción de familias que aceptarían con discapacidad.

Buscamos Familia

Por último, Fescina enfatizó en las convocatorias públicas que se canalizan a través del registro resaltando que desde el 2014 hubo 110 en las cuales hay 31 grupos de como mínimo tres hermanos. Ellos, contabilizan 170 chicos  a los que aún no se les encontró familia y que por  lo tanto están “institucionalizados”.  Se trata de niñas, niños y adolescentes y grupos de hermanos a los que ya se les ha declarado la situación de adoptablilidad.

En general se trata de grupos de hermanos, niñas y niños de más de 10 años y algunos de ellos con discapacidad. En estos casos la red registral aún no ha podido dar respuesta. Asimismo la directora instó a los futuros aspirantes a guarda a que “en el momento de construir el perfil adoptivo consideren la posibilidad de formar una familia con un niño con alguna discapacidad, con adolescentes o grupo de hermanos.” (“Buscamos familia”: http://www.jus.gob.ar/registro-aspirantes-con-fines-adoptivos/buscamos-familia-convocatorias-publicas.aspx ).