Rechazan demanda de ADN por el origen de José de San Martín

Los descendientes de Diego de Alvear y Ponce de León querían hacer un ADN a los restos del Libertador. Sostienen que era hijo de él y una mujer guaraní. Pero la Cámara Nacional en lo Civil lo denegó.

La Cámara Nacional en lo Civil rechazó un pedido de integrantes de la familia de Diego de Alvear y Ponce de León para realizar una prueba de ADN a los restos de José de San Martín. Los descendientes del militar y político español buscaban demostrar que el prócer argentino era hijo de él y de una mujer guaraní llamada Rosa Guarú, que hacía tareas domésticas en casa de la familia San Martín.

Alvear fue un español que llegó al Río de la Plata como alférez de la fragata “Rosalía”, en una escuadra que ancló en Montevideo en 1774. Su hijo Carlos María de Alvear fue el primero de una saga de políticos. Entre ellos, su nieto Torcuato de Alvear y su bisnieto, Marcelo Torcuato de Alvear, presidente argentino entre 1922 y 1928.

La familia Alvear inició la demanda hace más de una década. El representante de los descendientes, el abogado e historiador Hugo Chumbita, señaló que la investigación sobre la filiación de San Martín está basada en testimonios y documentos.

También hay relatos orales que dan cuenta de que el Libertador habría sido hijo de una mujer guaraní.

Sus padres, Juan de San Martín y Gregoria Matorras, fueron una suerte de familia sustituta. “Varios documentos de la época señalan su condición de mestizo”, dijo Chumbita.

Incongruencia de fechas

El presidente del Instituto Nacional Sanmartiniano, Eduardo García Caffi, explicó que el planteo está basado en una tradición oral fundada en las memorias de Joaquina de Alvear, una mujer que “había sido declarada insana en 1777 por una junta de tres médicos”. En una anotación de ese diario íntimo, del 23 de enero de 1877, Joaquina habla de su condición de sobrina de San Martín.

“A Diego de Alvear lo designan para demarcar los límites de lo que hoy son Brasil y la Argentina después del conflicto con los lusitanos. De su puño y letra, pone en distintos documentos que llega a la zona en 1783, mientras que José de San Martín nació en febrero de 1778”, dijo.

San Martín era el menor de cinco hermanos. “Nadie de su familia en ningún documento hizo nunca una mención a la posibilidad de que tuviese una filiación distinta a la de sus cuatro hermanos mayores; hubiera sido mucho más pintoresco que sea hijo de una mujer guaraní y medio hermano de Carlos de Alvear, pero no hay pruebas en ese sentido”, agregó.

El fallo es muy “claro”, en apreciación de García Caffi. “Las cuestiones de este tipo -argumentó- son del ámbito de la historia”.

Un antecedente

Los descendientes de Alvear habían obtenido un primer fallo favorable de la jueza en lo civil Marta Gómez Alsina. La magistrada había ordenado la realización del ADN a los restos de San Martín, que están en la Catedral de Buenos Aires.

Al recibir la demanda, la justicia la comunicó al Instituto Sanmartiniano -que depende de Cultura- y fueron los abogados de ese ministerio los que presentaron la apelación ante la Cámara. Así, obtuvieron la revocación del primer fallo por parte de la Sala I de ese tribunal, integrada por Carmen Ubiedo, Patricia Castro y Paola Guisado.