Acuerdo con la CPI sobre protección a los testigos

Argentina y la Corte Penal Internacional (CPI) firmaron  un acuerdo de cooperación en el área de protección de testigos que facilita el trabajo con el máximo tribunal para resguardar la seguridad de testigos influyentes que colaboren durante las investigaciones criminales.

Durante la firma realizada por el embajador argentino ante los Países Bajos, Horacio Salvador, y el secretario de la CPI, Herman von Hebel, estuvieron presentes también el subsecretario de Política Criminal del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Martín Casares, y la presidente de la CPI, Silvia Fernández de Gurmendi.

El embajador de la Argentina expresó que “la firma de este acuerdo reafirma el compromiso del país en la cooperación con la CPI”. Asimismo, expresó que el país “continuará brindándole su apoyo en su lucha contra la impunidad de los crímenes más graves de trascendencia internacional”.

Por su parte, la presidente de la Corte celebró el acuerdo y subrayó la importancia de un convenio que favorece la colaboración con los Estados parte para asegurar que los testigos “no sufran ningún daño debido a su testimonio”.

Asimismo, Casares declaró que “la Argentina apoya a la CPI y avanza con logros concretos, como la aprobación de las Enmiendas de Kampala que comunicamos en la Asamblea de los Estados Partes y la firma del acuerdo de protección de testigos”.

A la par de la firma, el subsecretario de Política Criminal anunció la aprobación en el Congreso argentino de las Enmiendas de Kampala al Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional

El Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional ratificado clasificó tres delitos para ser juzgados por el máximo tribunal internacional: los crímenes de genocidio, de lesa humanidad y de guerra. La adhesión a la Enmienda de Kampala permitiría que la Corte también juzgue el delito de crimen de agresión.