Acceso a la Justicia

Presentaron un texto en lectura fácil orientado a adultos mayores

Se trata de la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores. Lo adaptó un equipo del SAIJ, de Acceso a la Justicia y de la Defensoría General.

En la Facultad de Derecho de la UBA se realizó la presentación de un documento sobre la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores editado en lectura fácil, o sea sin el lenguaje jurídico, para facilitar el acceso de la población. La Argentina oficializó el año pasado su adhesión a ese tratado, adoptado por la Organización de los Estados Americanos (OEA).

El texto de la Convención en lectura fácil es un trabajo colaborativo entre dos áreas del Ministerio de Justicia y derechos Humanos: el Sistema Argentino de Información Jurídica (SAIJ), dirigido por Silvia Iacopetti, la Subsecretaría de Acceso a la Justicia, a cargo de María Fernanda Rodríguez, y, por otro lado, el Programa sobre Temáticas de Salud, Discapacidad y Adultos Mayores de la Defensoría General de la Nación.

El documento fue sometido a clubes de lectura conformados por personas mayores en diferentes jurisdicciones del país.

El texto toma como base también a las Cien Reglas de Brasilia sobre Acceso a la Justicia de las Personas en condición de vulnerabilidad, que prevé que se empleen términos y construcciones sintácticas sencillas  de los textos jurídicos.

En el marco de la Jornada “De la Convención a la acción”, en el Salón Rojo de la Facultad de Derecho de la UBA, se presentó el trabajo con la presencia de funcionarios, académicos y especialistas en la temática de vejez. Como la Fundación Navarro Viola, que desde hace 45 años se ocupa de los adultos mayores.

La lectura fácil, según los autores del documento, “evita los tecnicismos jurídicos y puede aplicarse en los procesos judiciales para facilitar el acceso al sistema de justicia”, para que todos los usuarios comprendan las leyes y conozcan sus derechos.

Fotos: Patrick Haar.

Un compromiso del Estado

El panel de apertura que presentó el documento lo integraron Gustavo Maurino, director Nacional de Promoción y Fortalecimiento para el Acceso a la Justicia del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Stella Martínez, defensora general de la Nación, y Enrique Valiente Noailles, presidente de la Fundación Navarro Viola.

Maurino aseguró que “la Convención es una herramienta fundamental del servicio que brindamos desde los Centros de Acceso a Justicia, con la atención legal primaria, al empoderar a los adultos mayores desde, por ejemplo, los clubes de lectura”.

El funcionario destacó que la Convención editada en lectura fácil es una “herramienta accesible que brinda un servicio de Justicia hacia las comunidades en condiciones de vulnerabilidad, y les hace conocer sus derechos”.

Martínez señaló que “el idioma que se usa en las sentencias debe ser correcto y jurídico, pero también comprensible para la persona a la que está dirigido”.

“Los mayores de edad –explicó la defensora- como cualquier sujeto que puede estar en condiciones de vulnerabilidad frente a la ley, muchas veces les cuesta aprehender determinados conceptos abstractos, por eso el idioma que se usa para dirigirse a ellos tiene que permitir comprender exactamente qué es lo que se está resolviendo sobre su futuro”.

“No podemos ejercer un derecho que no conocemos o no comprendemos”, remarcó Martínez.

Valiente Noailles, por su parte, aseguró que la fundación que preside “apoya el cambio de paradigma para darle un nuevo sentido y resignificación a la vejez”.

Además se realizaron dos paneles en los que participarán funcionarios y especialistas vinculados a la temática de las personas mayores: “Preparación del texto de la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores en Lectura Fácil” y “El nuevo paradigma. Envejecer activo. Prevención. Importancia de la democratización de la información y el empoderamiento”.