En Mendoza

“Las reformas son para lograr un poder judicial independiente”

Lo señaló el ministro Germán Garavano durante la apertura del Encuentro Nacional sobre la Justicia Civil. Nueve provincias ya aplican la oralidad civil y ocho están en preparación.

Un ámbito propicio para sintetizar las discusiones actuales sobre la gestión de los tribunales y la oralidad en los juicios civiles, reflejando la progresiva generalización del proceso por audiencias en la Argentina y los resultados obtenidos. Ese es el objetivo del Encuentro Nacional sobre la Justicia Civil que se está desarrollando en la ciudad de  Mendoza. El encuentro de especialistas, autoridades, jueces, abogados y académicos apunta a sentar las bases de un nuevo consenso en torno al diseño de la justicia civil en Argentina, a nivel normativo, organizacional, de gestión y, por sobre todas las cosas, de orientación al servicio del ciudadano.

El encuentro está organizado por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, la Suprema Corte de Mendoza y la Junta Federal de Cortes y Superiores Tribunales de Justicias (JuFeJus).

Precisamente, la inauguración estuvo a cargo del ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, el presidente de la Corte mendocina, Jorge Nanclares y el vicepresidente de la JuFeJus, José Rojas.

“El Programa Justicia 2020 no es una solución mágica, es una metodología de gobierno abierto para nutrirnos de experiencias de todo el país y potenciarlas. No podemos reformar la justicia sentados en el Ministerio, la forma de generar la transformación es tratar de trabajar juntos”, dijo Garavano durante la apertura. Más de 300 jueces, abogados y académicos lo escuchaban en el hotel Park Hyatt Mendoza, donde se realizan las jornadas.

Desde que comenzó el programa Justicia 2020 “más de 50 mil personas participaron en más de veinte equipos de trabajo con ocho grandes ejes temáticos”, detalló Garavano.

El ministro precisó que “el objetivo de las reformas e iniciativas que proponemos para la justicia civil es lograr un poder judicial independiente, que impulse una base sólida y previsible para brindar un buen servicio de justicia y recomponer el vínculo con la gente”.

La oralidad en los procesos civiles y comerciales es una iniciativa del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos que está siendo aplicada actualmente por 289 jueces.

Desde su implementación, hace dos años, se resolvieron cerca de 6.000 procesos de conocimiento, la mitad de ellos a través de medios alternativos de resolución de conflictos. Nueve provincias ya aplican la oralidad civil y ocho están en preparación.

Una verdadera transformación

Por su parte, Nanclares, indico que “hoy ya se empieza a ver la verdadera transformación de la justicia”. El magistrado repasó los resultados de la implementación de la oralidad en la provincia: “En nueve meses se puede resolver una causa civil y con muy altas tasas de satisfacción de los usuarios”.

“Lo que está detrás de esto es cómo logramos un poder judicial independiente que se legitime brindando un buen servicio a la población, que recomponga la relación entre la gente y la Justicia”, agregó Garavano para dar cuenta  de que “trabajando desde el federalismo se logra una respuesta nacional”.

Rojas, de JoFeJus, resaltó la importancia de pasar del “juez espectador al juez protagonista”. Y remarcó que los beneficios de la oralidad son la “transparencia y celeridad en los procesos, un reclamo de la sociedad”.

La reforma de la justicia civil está en marcha con el decidido impulso que le diera la cartera nacional a través del Programa Justicia 2020. Desde el Ministerio también está trabajando activamente una Comisión encargada de la redacción del anteproyecto de Código Procesal Civil y Comercial de la Nación. Políticas públicas que buscan brindar un ágil, transparente y mejor servicio de justicia al ciudadano, poniéndolo en el centro, atendiendo sus necesidades y expectativas.

Conferencias y debates

Algunas de las conferencias que se desarrollaron el miércoles: “Condiciones necesarias para el éxito de la reforma civil”, a cargo de Héctor Mario Chayer, coordinador del Programa Justicia 2020. Más tarde estuvo el panel sobre “La inmediación y el nuevo rol del juez”, con Andrés Soto, Jorge Rojas y Gustavo Calvinho, integrantes de la Comisión Redactora del anteproyecto del Código Procesal Civil y Comercial. La mesa estuvo moderada por Roxana Alamo, jueza civil de Mendoza.

El jueves el primer panel estuvo referido a “Propuestas para la reforma civil argentina desde la experiencia de América Latina”. Participaron Jaime Arellano, director de CEJA; Macarena Vargas, investigadora de Derecho Procesal de la Universidad Diego Portales; y Santiago Pereira Campos, vicepresidente del Instituto Iberoamericano de Derecho Procesal. Moderó Eduardo Oteiza, presidente de ese instituto.

El resto de los paneles fueron sobre “La orientación al usuario en la justicia civil”, “Gestión para resultados en la justicia civil: indicadores y rendición de cuentas”, “Nueva normativa procesal para una nueva justicia civil”, “La tecnología al servicio de una justicia civil moderna”, “Implementación de la reforma procesal”, “Conciliación intraprocesal” y “Nuevas formas de organización y gestión judicial civil”.

El cierre de las jornadas lo harán este viernes Ricardo Gil Lavedra, coordinador general del Programa Justicia 2020, y María del Carmen Battaini, presidenta de la JuFeJus, y el presidente de la Corte mendocina, Nanclares.

El Encuentro Nacional sobre reforma de la justicia civil se puede ver en vivo y en directo en SIJUM TV, el portal web del Servicio de Información Judicial de Mendoza.