Normas ISO

“El proceso de calidad implica una transformación cultural”

El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación certificó normas de calidad en el ingreso y egreso de las visitas en 28 unidades penales de todo el país.

El Servicio Penitenciario Federal (SPF) recibió las certificaciones en calidad en tres procesos de trabajo por parte del Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM). Uno de ellos, el más importante, es el referido al ingreso y egreso de visitas en 28  establecimientos penitenciarios de todo el país.

Germán Garavano, ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, realizó la entrega de las certificaciones junto con el subsecretario de Justicia y Política Criminal, Juan José Benitez, y la coordinadora del Programa de Gestión de Calidad del Ministerio, Sandra Dosch.

También participaron del acto, en el Museo del Servicio Penitenciario Federal, el director del SPF, Emiliano Blanco, el director de Modernización Judicial, Javier Wajntraub, y el jefe de Gabinete de la Subsecretaría de Asuntos Penitenciarios y Relaciones con el Poder Judicial, Facundo Bargalló Benegas.

“Encarar estos procesos de cambio, y sostenerlos en el tiempo, redundan en una mejor calidad de trabajo”, dijo el ministro y agregó que “este proceso de calidad implica una transformación cultural”.

Garavano además remarcó que “los hábeas corpus se redujeron a menos de la mitad desde que se implementó el nuevo sistema de ingreso”.

Benitez subrayó que “los resultados alcanzados están cumpliendo con las políticas de calidad que se propuso el Ministerio en 2016, enfocadas en la mejora de atención al momento de brindar un mejor servicio y lograr la satisfacción de la ciudadanía”.

El ministro destacó que “se tienen muy en cuenta los resultados y el impacto que esto genera en la gente”, al promover un “organismo serio, responsable, honesto y transparente”. “Las normas de calidad son una herramienta que nos ayudan en nuestro trabajo”, agregó.

Fotos: Patrick Haar.

Mejor clima interno en las unidades

Dosch dijo que “avanzar en el proceso de certificación” genera logros como la “reducción de los tiempos de ingreso a los establecimientos penitenciarios”.

El objetivo fue establecer pautas claras y precisas que permitan un ingreso dinámico y seguro, que contenga la información unificada en todos los complejos del país. Si se produce el traslado de la persona detenida a otra unidad, el sistema cuenta con la información en tiempo real y permite al visitante el acceso al nuevo destino sin tener que volver a realizar el trámite de admisión.

IRAM evaluó y aprobó el proceso de ingreso y egreso de visitas y paquetes en las unidades penitenciarias federales y también el Carnet Único de Visitante (CUV) que se implementó en el Complejo Federal 1 de Ezeiza.

Es un registro digital de los datos referentes a los visitantes, el escaneo de las huellas dactilares y la toma fotográfica que impiden el uso de documentación apócrifa.

Garavano detalló que “hacer más dignos los procesos de visitas conlleva una mejora en el clima interno de las unidades”.

Otros dos procesos

Los otros dos procesos que también recibieron certificación fueron la “Atención de consultas y recepción de documentación en Mesa de Entrada” de la Dirección Nacional del SPF y la “Determinación de existencia de deuda y verosimilitud del crédito” de la División de Control de Ejecución de Sentencias y Deudas.

Además se incorporó como obligatoria en la currícula de la academia de estudios penitenciarios la materia de Gestión de Calidad. Todo el personal, y los nuevos ingresantes, deben aprobarla en los cursos de actualización.

La Norma ISO 9001 es una norma internacional que reúne los requisitos que deben cumplir los Sistemas de Gestión de la Calidad. Ayuda a implantar, controlar y desarrollar un sistema de mejora continua en el Ministerio en pos de la satisfacción de sus usuarios. La certificación se realiza a través del instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM).