Acceso a la Justicia

“El duelo lo llevamos en conjunto y nos ayuda a seguir luchando”

Lo dijo Guillermo Bargna, integrante del Observatorio de Víctimas de Delitos, en una reunión en el Concejo Deliberante de San Isidro. La voz de los familiares.

La Ley de Derechos y Garantías de las Personas Víctimas de Delitos (27372) creó el Centro de Asistencia a las Víctimas de Delitos (CENAVID) en el ámbito del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación. Su objetivo es proteger a las personas que sufrieron distintos tipos de delitos así como se ocupa de coordinar su asesoramiento jurídico, psicológico y social en los centros de atención de todo el país.

Tras la convocatoria a familiares de víctimas, el ministerio conducido por Germán Garavano puso en marcha el Observatorio de Víctimas de Delitos, que se encarga del monitoreo, el análisis y el seguimiento de la aplicación de las políticas públicas tras la sanción de la ley de víctimas. Está coordinado por Luciana Carrasco e integrado por familiares de víctimas: Viviam Perrone, Matías Bagnato, Guillermo Bargna, Jimena Aduriz y Nilda Gómez, entre otros.

Natalia Figueroa, directora del CENAVID, y Carrasco, expusieron ayer en el Taller sobre asistencia a víctimas de delitos, desarrollado en el Concejo Deliberante del partido bonaerense de San Isidro. Ya se realizaron talleres similares en Mar del Plata y Tres de Febrero. Es parte de la etapa de “sensibilización”, donde los familiares cuentan sus historias y relatan cómo influye en la sociedad la sanción de la ley de víctimas.

Figueroa explicó que se “trabaja conjuntamente entre el CENAVID y el Observatorio para que las víctimas monitoreen las políticas que el ministerio lleva a cabo. Nos nutrimos mutuamente con las intervenciones y con este ida y vuelta que sirve a las dos partes”.

Carrasco explicó que “el Observatorio fija y monitorea si la ley no es sólo letra muerta. Lo primero es la capacitación y llevarla a todas las víctimas de todo el país”.

En esa línea, Figueroa manifestó que a través “del CENAVID toda víctima tiene derecho a asesoramiento. Por eso se ha creado también se la línea 149, que atiende las 24 horas, los 365 días del año”.

La voz de las víctimas

En el panel llevado a cabo en el Concejo Deliberante de San Isidro estuvieron presentes los integrantes del Observatorio de Víctimas de Delitos.

La primera en tomar la palabra fue Nilda Gómez, madre de uno de los jóvenes fallecidos en la tragedia de Cromañon. Expresó que su “encuentro con este grupo es una reafirmación de nuestro esfuerzo para que las víctimas sean escuchadas en todo momento”.

Matías Bagnato, víctima de la llamada Masacre de Flores, en la cual asesinaron a toda su familia, manifestó: “Queremos que la ley sirva para las víctimas de todo el país. Es una ley para todos, porque todos podemos pasar a estar en este lado algún día”.

Guillermo Bargna, padre de Soledad, que fue violada y asesinada hace diez años, comentó: “No queremos quedarnos dormidos en el dolor. El duelo lo llevamos de forma conjunta y eso nos ayuda a seguir luchando”.

A su turno, la madre de Ángeles Rawson, Jimena Aduriz, contó que desde el Observatorio se organizan “cursos para sensibilizar a funcionarios policiales y judiciales, con la causa y el sentimiento de soledad de las víctimas”.

Viviam Perrone, madre de Kevin Sedano, dijo que espera que se “abran puertas y que sean sensibles con las víctimas, porque escuchando se puede modificar la realidad”.