Abren seis concursos para el cargo de juez en el Poder Judicial

El Consejo de la Magistratura de la Nación busca cubrir cargos de juez nacional y federal. Son diez puestos distribuidos en diversos fueros de la ciudad de Buenos Aires y de las localidades bonaerenses de San Martín y San Nicolás.

El primero de los concursos abiertos es el número 391, destinado a cubrir dos cargos de vocal en la Cámara Federal de la Seguridad Social (Salas I y III). Allí se dispuso que el examen de oposición se realice el 27 de diciembre de este año.

El 15 de marzo de 2018 será el turno para que realicen su examen los postulantes que se inscriban en el concurso 392, destinado a cubrir cuatro cargos en los Juzgados Nacionales de Primera Instancia en lo Civil números 47, 53, 54 y 105 de la ciudad de Buenos Aires.

Mientras que en el concurso que cubrirá una vacante en la Cámara del Crimen (Vocalía N° 9), el número 397, el Consejo fijó para el 13 de marzo la prueba escrita de quienes se inscriban en él.

El 23 de febrero próximo se estableció la realización de la prueba para quienes se inscriban en el concurso 399, destinado a cubrir un cargo en la Cámara Federal de Apelaciones de San Martín, provincia de Buenos Aires (Sala II).

Los últimos dos concursos abiertos son el 400 y el 401. El primero destinado a cubrir un cargo en el juzgado civil 26 de la Capital, y el segundo en el Juzgado Federal N° 1 de San Nicolás. Ambas pruebas de oposición se realizaran en marzo.

Cómo se selecciona un juez

El listado de inscriptos, con sus respectivos CV, se dará a conocer en el sitio web del Poder Judicial de la Nación y del Consejo dentro de los cinco días hábiles judiciales posteriores al cierre de la inscripción de cada concurso.

Los concursos en el Consejo de la Magistratura son el primer paso para que una persona llegue a ser juez. El organismo, tras las pruebas escritas y orales, deberá elaborar una terna con candidatos y enviarla al Poder Ejecutivo.

El camino continua con el Ejecutivo eligiendo a alguno de esos candidatos y enviando su pliego al Senado, encargado de aprobar o no ese pliego. Si lo aprueba, el mismo vuelve al Ejecutivo para que se produzca la designación efectiva del candidato como juez. Ello se logra con la publicación en el Boletín Oficial del correspondiente decreto.