Propuesta de abogados gratis para gente de bajos recursos

La Subsecretaría de Acceso a la Justicia, elabora junto a distintos colegios de abogados, una iniciativa que prevé que los sectores más vulnerables puedan acceder a un patrocinio letrado gratuito con facilidad.

Uno de los problemas relativos al acceso a la Justicia surge del plano económico: costearse un abogado no resulta una tarea sencilla para los sectores menos favorecidos de la sociedad. Por eso, y a través de uno de los espacios que más se acercan a esta parte de la población como son los Centros de Acceso a la Justicia (CAJ), se planea implementar un servicio de abogados gratuitos.

El patrocinio letrado gratuito, o pro bono, surge como una iniciativa que comenzó con las charlas entabladas entre la subsecretaria de Acceso a la Justicia, María Fernanda Rodríguez, y algunas instituciones como colegios públicos de abogados y universidades.

La funcionaria refirió que en viajes realizados por diferentes provincias junto a su equipo de trabajo se sorprendieron por la respuesta positiva que dieron desde los colegios de abogados. Esta semana se mantuvieron reuniones con el Colegio de Abogados de Capital Federal (CPACF) y de la Ciudad de Buenos Aires.

“Ell acceso al patrocinio letrado gratuito fue un gran escollo para las clases más desfavorecidas. Estamos trabajando fuertemente este rol social del abogado como integrante de una comunidad en la que quiere impactar de manera positiva y entiende que si hay personas que no pueden paga, está bien que ellos puedan brindarles el servicio gratuitamente”, afirmó Rodríguez.

La funcionaria recordó que hay algunos supuestos en los que el Estado interviene brindando abogados gratis, como en los casos de violencia de género, gracias a una ley sancionada en 2015. Pero también recordó que “hay una enorme cantidad de casos no vinculados a estas temáticas que también pueden requerir patrocinio jurídico”.

La subsecretaria también remarcó que los CAJ brindaron muchas soluciones para porciones de la población en grados altos de vulnerabilidad económica y social, ya sea a través de la ayuda con trámites de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) o la mediación comunitaria; pero, también, aparecen una serie de conflictos que “requieren ser judicializados”.

Rodríguez espetó que “el rol social del abogado no lo estamos trabajando solo con los colegiados, sino también con las universidades, tratando de firmar convenios que nos permitan hacer pasantías educativas en los CAJ”.

¿Existen otros servicios de patrocinio letrado para gente de escasos recursos?

Si bien no es una política generalizada en todo el país, existen espacios que brindan el servicio para algunos casos puntuales o que actúan en determinados fueros, como el Civil o el Laboral. El Centro de Formación Profesional de la Universidad de Buenos Aires (UBA), por ejemplo, brinda tanto asesoramiento como patrocinio en cuestiones civiles, comerciales, laborales, penales y administrativos.

La Defensoría de Pobres y Ausentes de Nación cuenta con asesoramiento y patrocinio en cuestiones civiles y comerciales; la Universidad de Belgrano (UB) también cuenta con asesoramiento y patrocinio, en cuestiones civiles, comerciales, penales y correccionales.