Deciden si reevaluarán la salud mental del represor Vergez

El juicio por el encubrimiento del atentado a la AMIA llegó a su audiencia 60 con dos declaraciones de ex agentes de la ex Secretaría de Inteligencia del Estado, cuyo contenido no puede publicarse. También continuó la declaración del ex capitán del ejército y represor, Héctor Vergez.

La semana pasada el Tribunal Oral Federal 2 dispuso que el testimonio de Héctor Vergez se realice por videoconferencia con la ciudad de Córdoba donde se encontraba detenido por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico militar. Por problemas técnicos, debió ser interrumpida a minutos de su inicio y se pospuso para esta audiencia con la presencia del testigo.

Acompañado de un oficial del Servicio Penitenciario Federal, Vergez ingresó a la sala AMIA de los Tribunales Federales y tras sentarse en la silla de los testigos, pidió la palabra y denunció frente a los jueces que su vida se encuentra amenazada y también la de su hija y nieta. “Me quieren matar”, balbuceó.

Ante los dichos del testigo el presidente del Tribunal, Néstor Costabel, decidió desalojar la sala (las tres personas presentes en el espacio reservado para el público general) para continuar con la audiencia.

Según relataron los abogados que representan la querella del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Mariana Stilman y Ezequiel Strajman, el testigo tuvo un relato por momentos muy difuso y hasta llegó a confundir al abogado defensor del ex juez Juan José Galeano con Carlos Telleldín, aunque luego se retractó.

El testigo tuvo un relato por momentos muy difuso y hasta llegó a confundir al abogado defensor del ex juez Juan José Galeano con Carlos Telleldín, aunque luego se retractó

Con dificultad, el ex capitán del ejército dio detalles sobre su paso por la causa AMIA, el modo en que lo contactaron desde la SIDE para que trabaje en la investigación, y, en ese marco, las visitas que le hizo a Telleldín en la cárcel para obtener información. De esta manera, negó lo ya declarado por Telleldín acerca de un ofrecimiento de dinero por parte de Vergez para que se inculpara a detenidos libaneses por el atentado.

Dado que el testigo no fue convincente respecto a su salud mental, las defensas de Galeano y de Hugo Anzorreguy pidieron que peritos forenses determinen si el testigo está realmente capacitado para declarar. La fiscalía y otras querellas se opusieron basándose en los informes ya realizados por peritos cordobeses sobre la salud mental de Vergez.

Dado que el testigo no fue convincente respecto a su salud mental, las defensas de Galeano y de Hugo Anzorreguy pidieron que peritos forenses determinen si el testigo está realmente capacitado para declarar. La fiscalía y otras querellas se opusieron

El Tribunal lo decidirá la próxima audiencia en la cual el testigo seguirá declarando. También están citados otros dos ex agentes de la SIDE.