Cuál es el paso previo para una guarda con fin adoptivo

El registro de adopción, DNRUA, cerró 2017 con un encuentro en la Ciudad de Buenos Aires. Allí se respondieron consultas y se orientó a los interesados sobre cómo llevar a cabo sus trámites. Hay más de 5 mil menores que esperan ser parte de un nuevo hogar.

Hay unos 5636 trámites de adopción y se estima que hay alrededor de un millar en situación de adoptabilidad, es decir, con orden judicial. Pero ¿Cuáles son los requisitos para ser un aspirantes a guarda adoptiva?  Constituir un matrimonio, unión convivencial o ser soltero y con cinco años de residencia en el país. A su vez, se debe tener como mínimo 25 años y una diferencia de 16 o más con el adoptado.

Las información proviene de a la Dirección Nacional del Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (DNRUA), a cargo de Graciela Fescina, el ente que nuclea a todos los registros del país, y que esta semana llevó a cabo su último encuentro orientativo para los interesados.

Las realiza una vez por mes, durante todo el año, para las personas que tienen el deseo de adoptar uno o varios niños, niñas o adolescentes.

En su más reciente charla en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, los asistentes realizaron consultas sobre la demora en concretar la adopción, se sacaron dudas sobre los pasos de los trámites y las condiciones de los ciudadanos interesados en adoptar.

Entrevista DNRUAMientras tanto, en la última reunión que se realizó en otras provincias -fue en San Fernando del Valle de Catamarca, el 4 de diciembre- se dio una explicación básica a los concurrentes sobre los pasos a seguir para anotarse como aspirantes a guarda con fines adoptivos. La misma fue en la sede de la Escuela de Capacitación Judicial sita en Sarmiento 281 de la capital catamarqueña.

Participó de la misma la directora nacional junto al equipo de la DNRUA así como la directora del RUA de Catamarca, Valeria de La Colina, quien destacó el trabajo del registro local en una provincia que fue la última en adherir a la ley nacional que regula las adopciones. En esa línea, se focalizó en seguir fortaleciendo la integración de la Red Federal de Registros de todo el país.

Dudas y consultas

Una de las preguntas más frecuentes de la reunión fue la demora en el trámite, a lo cual los profesionales del DNRUA remarcaron que “no hay un tiempo de espera determinado y que la inscripción actúa como condición necesaria para postularse, pero no implica que todos los inscriptos resulten seleccionados”.

En tanto, una pareja consultó si puede acercarse a los hogares donde residen las niñas, niños y adolescentes. Desde el registro, negaron esta posibilidad y explicaron que “el acercamiento a los hogares con el fin de establecer vínculo con ellos, además de no ser el procedimiento pautado por la ley, puede generar falsas expectativas en ellos”.

Por último, se sacaron dudas con el límite de edad de las personas en condiciones de adoptar chicos. No hay una edad límite. El Código Civil y Comercial solo estipula un mínimo de 25 años de edad en adelante para inscribirse en el DNRUA.

Así como si existen espacios de contención durante los períodos de vinculación, guarda y adopción. En ese punto, desde el registro explicaron que en esta etapa “de vinculación un equipo profesional acompaña, a solicitud del juez interviniente, a los postulantes a lo largo de todo el proceso”.

Un ejemplo de tales espacios es el Programa de Acompañamiento para Familias en Períodos de Guarda y Adopción, al que los postulantes pueden acceder de forma voluntaria, y en el que pueden tener entrevistas con profesionales de la DNRUA para atender situaciones específicas que se presenten en la convivencia.

Familia para 170 chicos

Entrevista DNRUADesde el registro realizan continuo hincapié en las convocatorias públicas que realizan desde el 2014 para encontrar familia a niños mayores de cierta edad y a grupos de hermanos en condiciones de ser adoptados. Y que esperan familia.

Hubo 110 en las cuales hay 31 grupos de como mínimo tres hermanos. Ellos, contabilizan 170 chicos que están “institucionalizados”. ¿Por qué esta definición? Porque son chicos de más de 10 años a los cuales la Justicia ya les decretó su situación de adoptabilidad y no encuentran familia.

Asimismo, recordaron que son alrededor de 800 los chicos de diversas edades que siguen esperando su revinculación, es decir, reinsertarse en el hogar de un familiar consanguíneo.

Catalogado por estratos, un guarismo que se mantiene estable hace años es el de las postulaciones para aceptar bebés de hasta 1 año: son un 92 ciento de los solicitantes.

En lo que respecta a las edades de 1 año en adelante y hasta los 6, el 32.5 por ciento de los interesados expresó que lo admitiría en su hogar. Además, un el 12 por ciento va por chicos de hasta 8 años y el 0.6 por ciento con los de hasta 12.