Juzgados, tribunales y cámaras certificarán normas de calidad

Los procesos del Poder Judicial serán certificados con esta normativa. Es gracias a un acuerdo entre el Consejo de la Magistratura de la Nación y el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. En varias provincias ya se está aplicando.

“ISO 9001”, “ISO 9000”, “ISO 9004”: en ocasiones productos alimenticios, publicidades de empresas de servicios o instituciones educativas cuentan con este logo que llama la atención. ¿Qué son las normas ISO, entonces? Es una normativa, un conjunto de directrices establecidas por la Organización Internacional de Normalización (ISO, por sus siglas en inglés) que determina la calidad de los procesos de fabricación de bienes o de entrega de un servicio. Este órgano internacional promueve la utilización de estándares de este tipo, y lo integran más de 190 países.

A la aplicación de estos criterios se someterá el Poder Judicial nacional, gracias a un acuerdo entre el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación y el Consejo de la Magistratura de la Nación.

Esta iniciativa aplicará para los juzgados, tribunales y cámaras de apelaciones nacionales y federales que quieran iniciar el proceso, que incluye, además, capacitaciones para aplicar la normativa ISO 9001.

Esta normativa en particular, que se aplicará según el acuerdo al que se llegó a comienzos de este mes, es un “modelo” sobre sistemas de gestión. Es decir, de todas las normativas que existen es la que mejor aplica para un servicio como el que brinda la administración de Justicia y el Poder Judicial en particular.

El equipo del Programa de Calidad del Ministerio de Justicia se pondrá a disposición para llevar a cabo este trabajo, y los órganos judiciales que quieran someterse a esta iniciativa –cuya certificación entrega el Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM)- deberán hacer su solicitud ante la cartera dirigida por Germán Garavano.

Los poderes judiciales de Misiones, Corrientes y Tierra del Fuego también se sumaron al proceso de certificación de forma particular. Entre otras cosas, buscan acortar los tiempos de los procesos judiciales y agilizar los trámites que deben hacer quienes acuden a la Justicia.

En esos casos el Ministerio de Justicia también brindó apoyo en materia de herramientas de gestión de calidad. Los máximos tribunales de cada una de estas provincias pasaron por una auditoría interna del Programa de Gestión y Calidad, que es el momento previo al otorgamiento de las normas ISO 9001.

Además de optimizar los tiempos de los procesos se busca una modernización en términos materiales, uno de los puntos de mayor atraso para la Justicia nacional y los poderes judiciales provinciales.