Es una instancia prejudicial que reduce los plazos y los costos para el sistema y los damnificados. En febrero se evitó una demanda formal en la Justicia de San Luis porque los padres acordaron un régimen de visita.

Por la intervención de un centro de mediación, una causa más que podría derivar en un juicio de familia halló una resolución abreviada que permitió ahorrar tiempo y recursos tanto a los implicados como al sitema de justicia. Se trata de un acuerdo prejudicial que, con asistencia de la tecnología, resolvió un régimen de visitas compartido entre una madre sanluiseña y su ex pareja chaqueña.

Ambos firmaron el régimen de contacto, que fue luego homologado por un tribunal,  a través de una videoconferencia en la que el hijo de ambos pudo comunicarse con su padre. Los mediadores intervinieron fuertemente para que el testimonio del menor cobrara relevancia en los argumentos de la decisión.

A diferencia de lo que podría haber ocurrido en un juicio, el procedimiento -que significó la primera comediación del año que se resuelve por la vía digital- permitió llegar a un acuerdo en el momento pese a que la mamá vive en Cuyo y el padre en el Norte Grande.

El pedido ingresó a través de la Sala de Mediación de la localidad de La Toma, de San Luis. A mediados de febrero, sus responsables -Juan Avaca y Susana Domínguez, junto a la fue la representante del Centro de Mediación de Chaco, Clarisa Titievsky- lograron concertar la sesión para la videollamada. Una vez allí, impulsaron el acuerdo al que se arribó luego de escuchar lo que el niño decía frente a sus progenitores.

La mediadora local Domínguez destacó que hubo “predisposición” de las partes para llegar a un acuerdo.

El Centro de Mediación chaqueño integra la Red Federal de Centros de Mediación Comunitarios, que depende del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. la estructura sirve para el intercambio de experiencias de detección y su resolución, el desarrollo de material bibliográfico, investigaciones y publicaciones entre los Centros de Mediación Comunitaria.

La mediación prejudicial obligatoria se instaló normativamente en nuestro país a partir de la Ley Nº 24.573, sancionada en 1995, en un marco de riesgo de colapso de varios fueros del sistema judicial, que se encontraban saturados de trámites.

Pero también en el auge internacional de los métodos alternativos de resolución de conflictos, lo que propició que la mediación se constituyese rápidamente en un método aceptado como práctica social para abordar conflictos con carácter previo a la instancia judicial.

 

Dato Útil:

Centro de mediación Chaco 02656 480418